Receta de la crema de Calabacín

Esta receta de crema de calabacín tiene un gran cuerpo simplemente por la cantidad de calabacines que lleva para realizarla, por lo que se necesita muy poca crema para darle ese empujón final a la cremosidad. Es una receta muy saludable ideal para una dieta fitness al ser muy baja en calorías ya que tiene pocos carbohidratos y grasas.

 

Ingredientes de la receta de crema de calabacín:

  • 1 cebolla mediana
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Sal marina fina (al gusto)
  • 4 calabacines medianos
  • 3 o 4 tazas de caldo de verduras o caldo de pollo
  • DE 1/4 a 1/2 taza de crema de leche

 

Opcional: pimienta negra recién molida

Opcional: nuez moscada recién rallada

 

 

Paso a paso receta de la crema de calabacín

Reúne los ingredientes:

 

  1. Pela y pica la cebolla.
  2. Calienta una olla mediana a fuego medio-alto y añade el aceite. Cuando esté caliente añade la cebolla y la sal. Cocínala removiendo de vez en cuando, hasta que la cebolla esté desecha y tierna, unos 5 minutos.
  3. Mientras tanto, corta y pica los calabacines.
  4. Añade el calabacín y el caldo a la cebolla con el aceite de la olla. Aumenta el fuego hasta llevarlo a ebullición, luego reduce el fuego para mantener el fuego lento y cocina, removiendo ocasionalmente, hasta que los calabacines estén muy tiernos, unos 15 minutos.
  5. Trabajando en tandas si es necesario, echa la sopa en una licuadora o procesador de alimentos hasta que esté muy suave (al menos 1 minuto por tandas).
  6. Devuelve el puré de sopa a la olla. Si tienes una batidora de inmersión manual, puedes usarla en su lugar, sólo asegúrate de girar toda la sopa en la olla lo suficiente para que quede total y completamente puré hasta que esté muy suave.
  7. Añade la crema y calienta suavemente la sopa a fuego lento hasta que esté caliente.
  8. Añade sal y pimienta al gusto (la sopa a menudo requiere mucha sal para adquirir buen sabor dada la cantidad de agua que hay). Sirve caliente con un poco de pimienta y/o nuez moscada, si lo deseas.
  9. ¡Servir y disfrutar!

 

Ten cuidado al mezclar los ingredientes calientes.

El vapor se expande rápidamente en la licuadora, y puede hacer que los ingredientes salpiquen por todas partes o causen quemaduras. Para evitar esto, llena la licuadora sólo un tercio del total, ventila la parte superior y cúbrela con un paño de cocina doblado mientras se mezcla.

 

Consejos para la receta de la crema de calabacín

Si quieres congelar esta sopa, simplemente detente después del paso 5 y congélala. Cuando esté lista para servirla, descongélala y continúa con la receta (pasó 6: ¡agregar la crema y calentar!).

Variaciones de la sopa de calabacín

Aunque esta sopa es absolutamente fácil por su simplicidad, puedo entender el deseo de vestirla un poco. Por suerte, es fácil de hacerlo. Aquí hay algunos aderezos o acompañamientos que puedes añadir al final para llevar esta sopa a nuevas alturas:

 

  • Crostones crujientes
  • Hierbas de hoja fresca picadas como perejil, perifollo o albahaca.
  • Una porción de yogur natural sin azúcar, crema agria o crema fresca…
  • Parmesano finamente rallado u otro queso de rallar duro y sabroso.
  • Un remolino de aceite de oliva extra virgen, aceite de nuez o aceite de chile.
  • Cebollino o ajo verde finamente picado.

Deja un comentario