¿Qué ejercicios de deltoides hacer en casa?

¿Qué ejercicios de deltoides hacer en casa?

Este musculo se encuentra entre la clavícula y el omóplato, es de forma triangular y es el que permite que todo el hombro y brazo puedan tener movilidad, para trabajarlo en casa se deben hacer una serie de ejercicios para fortalecer los hombros.

Los ejercicios deltoides en casa se pueden realizar sin la necesidad de pesas o máquinas especiales de hacer ejercicios, dado a que no todo el mundo posee estos equipos en casa, a continuación se mencionan algunas opciones que puedes incluir en tu rutina para fortalecer esta área en específico.

Ejercicios usando el peso corporal

Listado de ejercicios de deltoides hacer en casa

– Flexiones de hombros

Este tipo de flexión es la más común, ayuda a mejorar y fortalecer la fuerza de los hombros, es el principal ejercicio que pueden realizar aquellas personas que no se encuentran acostumbradas aún a una rutina de entrenamiento.

En caso de no poder realizar este tipo de flexiones correctamente, se recomienda que la persona apoye las rodillas en el suelo, de esta forma disminuye la fuerza que se necesita para lograr cada flexión, pero sigue obteniendo buenos resultados.

– Flexión de pino

Parecida a una posición de yoga, la flexión de pino ayuda a crear mayor resistencia, incluso es buena para empezar antes de otros ejercicios de cardio, esta posición de pino en varias repeticiones puede ayudar a perder peso si se añade a una rutina constante.

Para realizarla correctamente se deben apoyar las manos en el suelo, de manera que estas queden a la altura de los hombros, manteniendo la cabeza viendo hacia el pecho y procurando mantener la espalda lo más recta posible, con ayuda de las piernas se hace el impulso hacia arriba.

Buscando que estas estén en el aire, es cuestión de práctica y equilibrio, así como de mucha resistencia, para iniciar en este ejercicio se puede buscar el apoyo de una pared y usarla como soporte.

– Flexiones en pica

Esta flexión es parecida a la posición que se debe tomar antes de realizar una flexión de pino, sin necesidad de seguir tratando de elevar las piernas en el aire; para realizarla correctamente se puede usar una colchoneta, donde se apoyaran las palmas de las manos y la punta de los pies.

Con esta posición se eleva lo más posible el coxis, tratando de mantener la espalda recta y la cabeza en dirección al pecho, se puede bajar flexionando un poco los codos hasta que la cabeza pueda rozar el suelo o apoyarse en él.

– Shoulder Taps

Este es un ejercicio básico, consiste en colocarse en posición de flexión en el suelo, pero con los brazos sin flexionar, de forma que se esté apoyando con la punta de los pies y la palma de las manos.

A continuación se empiezan a dar toques en los hombros, empezando por subir una mano hasta tocar el hombro contrario, y de igual forma con la otra mano, este es un ejercicio fácil, y con varias repeticiones se estará trabajando toda la zona de los deltoides y brazos.

– Plancha con rotación

Muchas personas odian este tipo de ejercicios pero nunca falta en una rutina para ganar masa muscular en los deltoides, para realizarla correctamente se debe recostar boca abajo en el suelo, en posición de plancha pero buscando apoyarse solo con un brazo, de forma que el pecho mira hacia el lado contrario y no hacia el suelo.

De la misma forma se ira alternando el brazo con el que se apoye, esto teniendo el peso de los pies por completo en el suelo, se les puede usar para mantener el equilibrio al apoyarse de un solo brazo.

– Plancha con deslizamiento

Tomando nuevamente la posición de plancha tradicional, se mantienen los pies muy juntos, y los brazos totalmente extendidos hacia el frente, de forma que se cree una especie de “puente”, una vez en esta posición, se usa la fuerza de los brazos para tratar de mover todo el cuerpo hacia atrás.

El objetivo es no mover las manos de lugar y no flexionar los brazos o rodillas para deslizarse hacia atrás, de la misma forma, al hacer este deslizamiento no se debe bajar de forma brusca.

– Caminata de pared

Recostado en el suelo boca abajo y de forma que los pies puedan apoyarse en la pared, se busca acercar poco a poco el cuerpo hasta esta, de manera que se puedan dar “pasos” por la misma hasta acercarse por completo a la pared, dejando los pies en el aire y usando el apoyo para mantener el cuerpo recto.

Este ejercicio es recomendable para aquellos que buscan fortalecer los hombros, las muñecas, tríceps y trapecios, además no es necesario lograr por completo el levantamiento del cuerpo usando solo la fuerza de los brazos, este es un ejercicio progresivo, así que con algo de práctica se irá logrando por completo el ejercicio.

Mientras se realiza cualquiera de estas flexiones se debe tener en mente fortalecer otras zonas del cuerpo, no es recomendable crear rutinas que sean para trabajar un solo musculo, por lo que puedes añadir de a poco, uno de los ejercicios antes mencionados dentro de una rutina completa de entrenamiento.

Deja un comentario