Pizza de proteínas baja en carbohidratos

¿Buscas una receta sabrosa para una pizza alta en proteínas y baja en carbohidratos que tenga menos de 350 calorías por porción y que contenga la friolera de 42g de proteínas por cada media pizza? ¿Sabes que tal cosa existe?

 

La pizza es uno de esos alimentos que a todo el mundo gusta, pero  tiene el poder de arruinar muchas dietas saludables, ya que algunas pizzas populares contienen más de 2500 calorías. ¡Ahora estamos a favor de una dieta flexible, moderada y equilibrada, pero incluso a nosotros nos costaría encajar eso en nuestro plan de comidas! Por eso hemos os traemos una receta de pizzade  proteínas baja en carbohidratos y llena de sabor, con mozzarella y queso cheddar, pero con unos macros que te sorprenderán (proteínas, carbohidratos y grasas) que se pueden incluir fácilmente como parte de una dieta saludable.

 

Con esta receta de pizza de proteínas baja en carbohidratos, la magia ocurre en la base. Es una mezcla de proteínas de coliflor y guisante. Aunque no parezca «normal» o apetitoso, tienes que confiar, sabe increíble.

 

2 porciones

TIEMPO DE PREPARACIÓN

15 minutos

TIEMPO DE COCCIÓN

25 minutos

TIEMPO TOTAL

40 minutos

Ingredientes de la pizza baja en carbohidratos y alta en proteínas

  • 500 g de coliflor
  • 1 huevo
  • 30 g de queso cheddar bajo en grasa
  • 2 cucharadas de puré de tomate
  • Un puñado de albahaca fresca picada
  • 50 g de polvo de proteína de guisante
  • 2 cucharaditas de mezcla de hierbas italianas
  • 2 lonchas de jamón de buena calidad
  • 50 g de mozzarella light

 

 

Paso a paso de la receta de pizza alta en proteínas

 

  1. Tritura la coliflor en el procesador de alimentos hasta que se parezca al cous cous.
  2. Viértelo en un gran tazón, cúbrelo y ponlo en el microondas durante 7 minutos.
  3. Vierte la coliflor cocida en un escurridor, déjala enfriar durante unos minutos y luego ponla en el paño de cocina y exprime el agua.
  4. En un gran bol para mezclar, combina la coliflor, la proteína del guisante, el huevo, las hierbas y el queso cheddar. Mezclar todo con las manos para tener una bola de «masa».
  5. Rocía una bandeja de horno con espray de cocina antiadherente, amontona la masa de coliflor en la bandeja y aplástala para darle una forma de base de pizza, intenta hacerla lo más fina posible.
  6. Hornea durante 15 minutos a 200 grados centígrados hasta que los bordes empiecen a dorarse.
  7. Sácalo del horno y déjalo enfriar durante 5 minutos antes de añadir el puré de tomate, el jamón, la mozzarella y la albahaca.
  8. Colócalo de nuevo en el horno durante 10 minutos antes de servirla.

Deja un comentario