Lasaña baja en Carbohidratos

¿Una receta de lasaña baja en carbohidratos? ¿Existe tal cosa?

¡Claro que sí! Esta saludable receta no sólo tiene menos de 300 calorías por porción, sino que además es ridículamente deliciosa y fácil de preparar. ¡Mínimos carbohidratos, máximo sabor!

En lugar de las tradicionales láminas de lasaña, esta lasaña baja en carbohidratos utiliza calabacines en rodajas, lo que reduce el número de calorías y la convierte en un ganador si buscas una receta de lasaña de rico sabor sin las locas altas calorías que se encuentran en la mayoría de las versiones del plato.

 

¡También hemos hecho una saludable salsa bechamel! No te preocupes, todavía hay mucho queso, pero en lugar de mucha mantequilla, crema y cosas altas en grasa, hemos usado crema fresca y mozzarella baja en grasa. Esto significa que el plato todavía está lleno de bondad de queso pero llenará tu estómago en vez de llenar tu cintura.

 

TIEMPO DE PREPARACIÓN de la Lasaña baja en carbohidratos

10 minutos

TIEMPO DE COCCIÓN

1 hora

TOTAL

1 hora y 10 minutos

 

Ingredientes de la Lasaña baja en carbohidratos (para 6 porciones)

  • 500 g de carne picada de vacuno magra
  • 1 cebolla roja, finamente picada
  • 1 lata de tomates picados
  • 2 dientes de ajo, prensados
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 3 calabacines
  • 150 g de crema fraîche baja en grasa
  • 50 ml de leche
  • 1 cucharadita de harina
  • 6 medallones de tocino, cortados en pequeños cubos
  • 1 zanahoria, finamente picada
  • 1 cucharada de puré de tomate
  • 1 vaso de vino
  • 2 cucharadas de hierbas mezcladas
  • 1 mezcla de hierbas
  • 150 g de mozzarella rallada baja en grasa
  • ¼ nuez moscada

 

Paso a paso de la Lasaña baja en calorías

  1. Empieza cortando el calabacín a lo largo en tiras finas como de lasaña. Colócalas en una toalla de papel y espolvorea sal para extraer la humedad de ellas. Déjalo a un lado.
  2. Calienta una cacerola grande a fuego medio y fríe suavemente las cebollas, la zanahoria, el ajo y los medallones de tocino en aceite de oliva durante unos minutos hasta que estén cocidos.
  3. Añade la carne picada y cocínala hasta que se dore.
  4. Vierte los tomates picados, el puré de tomate, el vino y las hierbas mezcladas y mezcle todo. Reduce a fuego lento y cuece durante 10 minutos para que la salsa se espese.
  5. Para hacer el sustituto de la salsa bechamel, bate un huevo en un bol y añade la crema fresca, 3/4 de la mozzarella, la leche, la nuez moscada y la harina.
  6. Rocia un gran plato de lasaña con un poco de spray de cocina o un poco de aceite de oliva.
  7. Coge los calabacines y quítales el agua con una toalla de papel y pon una capa en el fondo del plato de lasaña. Cubre con la mitad de la salsa de carne y la mitad de la salsa blanca, y repetir: otra capa de calabacines, salsa de carne y salsa blanca.
  8. Espolvorea la mozzarella sobrante sobre la lasaña y ponla en un horno a 180 grados centígrados durante 30 minutos.

Deja un comentario