¿Cómo ser entrenador deportivo?

¿Cómo ser entrenador deportivo?

Ser entrenador es quizá una de las labores más importantes en el ámbito deportivo, porque se trata de una persona que ayuda a que los deportistas impriman su máximo potencial en cualquiera que sea la disciplina en la que se desenvuelven. Y no sólo eso, también ayuda a planificar estrategias, guía en la dirección adecuada, enseñar las técnicas y tácticas y también motiva a los atletas.

Por eso ser entrenador deportivo es un título que muchos quieren tener. Y este debe desarrollarse con conocimiento y práctica en muchas áreas, pues debe tener la capacidad suficiente para responder a diversas situaciones tanto en la práctica, como en el momento de demostrar las habilidades del atleta.

¿Cuál perfil debe cumplir?

El entrenador debe estar preparado para enfrentar una gran cantidad de retos. Desde controlar la personalidad de un atleta, hasta mostrarles los movimientos adecuados para que pueda cumplir con los objetivos de la disciplina. Por eso debe cumplir con las siguientes cualidades:

Preparación académica

Aunque pueda parecer fácil entrenar en un deporte en específico, realmente no lo es. Los conocimientos específicos de una disciplina son necesarios. Por lo que para ser entrenador deportivo se estudia. Se pueden hacer licenciaturas en deporte, maestría especial en entrenamiento o estudiar alguna disciplina muy específica como el fútbol o el atletismo.

Existen muchos cursos para ser entrenador deportivo y grados técnicos con especialidades. También regularmente las federaciones deportivas de un país realizan adiestramiento para personas que quieran desempeñarse en un área. Y muchas universidades dictan carreras completas en áreas del deporte. Pero sin duda, el conocimiento a nivel profesional es esencial.

Para esto no basta sólo haber practicado con anterioridad algún deporte. Se necesitan recursos pedagógicos para que el atleta pueda entender mejor tus indicaciones, y eso sólo se consigue estudiando.

Además, es importante debido a que se debe conocer el argot del área, la forma en la que se puntúa, sacar estadísticas, analizar números y datos, que muchas veces se pueden pasar por alto cuando no tienes los conocimientos necesarios.

Práctica del deporte

Una cosa no funciona sin la otra, así como no se puede ser entrenador sólo con la práctica, tampoco se puede ser sólo con el conocimiento teórico. Te dará mucha más visión de los retos y las posibilidades, el tener experiencia en el área deportiva en la que te quieres desempeñar. Por eso es necesario que si no practicaste antes el deporte en el que quieres trabajar, lo hagas mientras te preparas académicamente. Esto te ayudará a saber cómo se maneja desde adentro y poder guiar de mejor manera a tus entrenados.

Entrenadora personal con su clienta

Liderazgo

Es una cualidad muy importante cuando se quiere ser entrenador deportivo, pues sin liderazgo, no habrá una línea que puedan seguir los deportistas para cumplir sus metas. Ligado con el liderazgo también se encuentra la motivación. Pues sin una guía que pueda llevarlos a sacar su máximo potencial, los atletas se sentirían perdidos y desanimados.

Comunicación

En cualquier ámbito que te desempeñes como líder, es necesario tener una comunicación efectiva. Pues sin ella, las personas que tienes en tu entorno no entenderán lo que dices y las estrategias y tácticas no cumplirán su cometido.

La comunicación es un arte que se practica. Incluso, aunque pueda parecer innecesario, un curso de oratoria podría ayudarte a desenvolverte en el área de la comunicación. De esta manera, las directrices y lineamientos serán más efectivos.

Empatía

No se puede ser entrenador sin entender cómo se siente, qué piensa, o cómo se está desenvolviendo un deportista. Los entrenadores déspotas sólo generan rechazos en los atletas, por lo que comienzan a cometer errores, ya que no están conectados con su entrenador.

Ponerte en los zapatos del atleta también permite que descubras sus debilidades, para reenfocarlas, trabajarlas y evitar que le afecten en el momento de una competencia.

Visión estratégica

Esto forma parte de las cualidades pues, es necesario que los entrenadores deportivos puedan ser capaces de crear estrategias, de enseñar las tácticas y técnicas, que puedan evaluar los problemas y sobreponerse a los retos. Pues sin esto, no será posible guiar al individuo o equipo que se está entrenando.

Si algo no está funcionando, el entrenador debe ser capaz de responder y solucionarlo aplicando técnicas estratégicas. Además, debe ser muy observador, para que pueda detectar con anterioridad cada situación y atacarla antes de que se convierta en un problema.

Además debe tener capacidad de análisis, pues esto es lo que le dará la información del rendimiento de los atletas y cuál es su ventaja ante el resto.

Viendo estas cualidades se comprende que ser entrenador deportivo no es una tarea fácil y que se logre en un día. Por lo que si sientes afinidad con esta profesión, lo mejor es prepararte en todos los ámbitos y nutrir tu experiencia paso a paso. Así es como llegas a ser un entrenador integral y profesional.

Deja un comentario