Cómo hacer remo con peso corporal o remo invertido

Hacer remo con peso corporal o remo invertido

El remo invertido es una gran manera de aumentar tu práctica de entrenamiento de fuerza. Es es uno de los MEJORES ejercicios, simples y más efectivos que puedes hacer para tus músculos de «tirón».

Si estás tratando de llegar a tu primer tirón, o incluso si ya estás haciendo tirones, añadir remo con peso corporal a tu rutina de entrenamiento es una gran idea.

¿Qué es el remo invertido?

Si tienes anillos de gimnasia puedes hacer el remo con peso corporal. Probablemente has oído hablar del remo de pesas normal. Coges una barra, te agachas en la cintura (manteniendo la espalda recta) y empujas el peso hacia tu pecho.

Con la forma adecuada, no hay nada peligroso en este ejercicio, pero una forma incorrecta podría causar complicaciones. También puede ser que no tengas una barra con discos para ejecutarlo. Afortunadamente, el remo invertido se encarga de todo eso.

Al hacer este movimiento, sólo necesitas una barra para inclinarte hacia atrás y el peso de tu cuerpo. Tampoco hay tensión extra en tu espalda, como en una tradicional barra de pesas. Como un bono adicional, también tienes un buen entrenamiento de base.

Por qué el remo invertido es tan bueno

El remo invertido trabaja todos los músculos de tracción:
• Todos los músculos de la espalda
• Tus bíceps
• Tus antebrazos
• Tu agarre

Todos los músculos estabilizadores que están entre ellos hacen que esos músculos trabajen juntos.
Si has estado haciendo press de banca regularmente, empieza a hacer la misma cantidad de trabajo con los músculos de tracción para mantenerte en equilibrio y alejado de las lesiones.

Y si quieres eventualmente ser capaz de hacer pull-ups ESTE es el ejercicio que necesitas agregar a tu rutina hasta que puedas hacer un pull-up completo.

Cómo hacer el remo invertido

– Coloca la barra (o tus anillos) alrededor de la altura de la cintura. Cuanto más baja sea la barra, más difícil será el movimiento.
– Colócate debajo de la barra tumbado boca arriba. Acuéstate en el suelo debajo de la barra (que debería estar situada justo encima de donde se puede alcanzar desde el suelo).
– Agarra la barra con un agarre por encima de la mano, ligeramente más ancho que el ancho de los hombros (las palmas de las manos mirando hacia delante).
– Contrae tus abdominales y trasero, y mantén tu cuerpo en una línea completamente recta. Tus orejas, hombros, caderas, piernas y pies deben estar en línea recta (como si estuvieras haciendo una tabla).
– Sube hasta la barra hasta que tu pecho toque la barra.
– Bájate de nuevo con la forma adecuada.
Si este movimiento es DEMASIADO difícil, no es gran cosa, sólo necesitamos retroceder unos pocos pasos.

Pon la barra más alta para que cuando te inclines hacia atrás, tu cuerpo no esté en el suelo, tal vez sólo en un ángulo de 45 grados.

Comienza el remo invertido inclinado para tu entrenamiento de pull-up. Luego baja más para el esfuerzo requerido.
Al poner la barra más alta, sacas más peso de tu cuerpo de la ecuación.

A medida que te fortalezcas (y/o pierdas peso), podrás bajar la barra hasta que estés paralelo cuando te levantes.

Aquí hay algunos consejos y trucos para hacer una fila de peso corporal invertida adecuada:

• No dejes que tu trasero se caiga (aprieta tus nalgas, flexiona tu estómago y mantén tu cuerpo rígido de pies a cabeza).
• No muevas los codos. Agarra la barra con las manos un poco más cerca de lo que lo harías si estuvieras haciendo un press banca, y mantén los codos en ese ángulo de tu cuerpo.
• Tira de la barra hacia la mitad de tu pecho. No tires de la barra hacia tu garganta, o hacia tu ombligo. ¡Justo en el medio!
• Mantén tus abdominales apretados durante toda la rutina. Tu cuerpo debe estar en línea recta todo el tiempo, y lo único que se mueve son los brazos.
• Tira de tus omóplatos hacia abajo y de nuevo hacia el otro a través del movimiento. No te encojas de hombros. ¡Imagina que estás tratando de apretar un lápiz entre tus omóplatos para evitar que se caiga!
• Ve hasta el final. No lo hagas a medias. Bájate hasta que tus brazos estén completamente extendidos, y levántate hasta que tu pecho toque la barra.

Cómo progresar con el remo invertido
Proporcionemos un plano de cómo puedes nivelar tus filas de peso corporal invertido.

#1) Remo en la puerta

Al principio, empieza a hacer algunos remos en tu puerta. Agarra cada marco con una mano inclinándote y tira hasta la posición de pie.
Esto te ayudará a empezar a entrenar tus músculos de «tirar».

#2) Remo con toallas

Aún utilizando la puerta, puedes usar una toalla para reclinarte aún más para aumentar el desafío.
Una toalla puede ayudarte a hacer el remo invertido atrapándola con la puerta cerrada por la mitad.

#3) Remo invertido (Alto)

A continuación, intenta hacer un remo invertido, pero pon la barra en alto para que sea más fácil de realizar.

Empieza con remos invertidos inclinados para tu entrenamiento de pull-up. Luego baja más para el esfuerzo requerido.

#4) Remo invertido (Bajo)

Una vez que tus remos invertidos se vuelven fáciles, baja la barra para aumentar el desafío

#5) Remo invertido elevado

Si pones los pies en alto, harás este ejercicio aún más difícil.

#6) Remo invertido (Ponderado)

Si realmente quieres aumentar la dificultad de tus remos invertidos, intenta hacerlo con un poco de peso unido a ti.

¿Cuándo debo hacer los remos invertidos?
Los remos invertidos son un gran ejercicio para trabajar en la realización de tu primer pull-up.
Si estás construyendo tu propio plan de entrenamiento, puedes mezclar el remo invertido en el lugar donde normalmente haces tus ejercicios de estiramiento (pull-ups, pull-downs, remos, etc.).

Cómo hacer remos invertidos en casa

Sólo porque no tengas acceso a un gimnasio no significa que no puedas ejercitar tu espalda, sólo necesitas ser MUY creativo.

Así es como puedes hacer el remo invertido en casa:

1.- Usar la mesa de la cocina. O tu escritorio. Ten mucho cuidado con éste.

Acuéstate debajo de la mesa de modo que tu cabeza y tus hombros sobresalgan por encima.
Agarra el borde de la mesa con un agarre por encima de la mano, y sube.
Atención, no tires de la mesa contigo, ¡y asegúrate de no romperla!

2.- Consigue una espiga o un tubo de madera muy grueso, algo lo suficientemente fuerte para soportar tu peso. No te olvides de que quieres mantener el equilibrio.
Si no tienes una barra de levantamiento y anillos de gimnasia, encuentra una manera de hacer algunos remos invertidos, ya sea entre dos sillas o debajo de una mesa.

Deja un comentario